jueves, 30 de junio de 2011

Balance del curso

Bueno...creo que ya estoy con algo de ganas para hacer balance del curso y de mi sustitución de 6 meses.


Mi segunda sustitución empezó en Enero y acaba de terminar y ha durado la 2ª y 3ª evaluación. Entré bastante acojonado, he de reconocer, y no sabía bien qué me iba a encontrar: qué tipo de alumnos, qué tipo de compañeros, qué tipo de barrio, etc.

Las dos primeras semanas fueron durísimas, haciéndome al centro, haciéndome a los alumnos y a los compañeros...y poco a poco fui entrando en la dinámica y la rutina y me fui sintiendo algo más seguro.

El prepararme las clases con tiempo me hacía sentirme más seguro y la experiencia de la sustitución anterior me hacía tener herramientas para responder a los alumnos ante preguntas que no esperas, reaccionar ante cosas que hacen que tampoco esperas, y este tipo de cosas que vas viendo en el día a día que, no sabes cómo, pero acabas resolviendo y vas saliendo del paso.

El nivel de los alumnos era bastante bajo y ya vi que no trabajaban demasiado...y así siguió siendo...los resultados finales así lo demuestran.

Como tutor que he sido la experiencia ha sido muy positiva. Es una hora que me gusta y he aprovechado para motivar a mis alumnos con vídeos que les han hecho pensar y he intentado enseñarles algo más que las asignaturas en sí. He intentado transmitirles valores y motivarles ante las adversidades de la vida y que cualquier cosa que se propongan son capaces de conseguirla.

Ellos son muy agradecidos sobre todo cuando ven que te preocupas por ellos y les intentas hacer aprender cosas que otros profesores no les enseñan...y eso se nota. Me he llevado muy buen recuerdo de ellos y algún regalito me han hecho así que eso querrá decir que no lo he hecho mal del todo.

La verdad que el segundo trimestre fue muy largo, tanto para profesores como para alumnos y estábamos deseando con impaciencia que llegara la Semana Santa...después de ahí sería coser y cantar...y la tercera evaluación fue como un tiro...cuando nos quisimos dar cuenta empezaba Junio, el calor apretaba y los alumnos estaban pensando en el veranito y la playa.

El final ya fue dejarse llevar, dos semanas bastante duras corrigiendo con prisa, evaluaciones, pasando notas y demás pero el premio de las vacaciones estaba allí.

Ahora miro atrás como entré en este colegio y cómo salgo ahora y ha sido una gran experiencia profesional y personal. He aprendido mucho como profesor...a pesar de ser una sustitución he hecho de todo: he trabajado como tutor, he estado en reuniones de evaluación, reuniones de departamento, coordinándome con ellos, clases de dudas, exámenes, correcciones, charlas y dinámicas con padres, partes e incluso ¡¡fui auditado!! pasando con éxito la prueba :)

Todavía hay gente que dice que qué bien vivimos los profesores, cuántas vacaciones tenemos, que no trabajamos nada, que vivimos muy bien, etc. Y ahora que lo he vivido desde dentro puedo decir que no es cierto, en parte.
Está claro que tenemos entre mes y medio y dos meses de vacaciones en verano más Semana Santa y Navidades pero el trabajo diario es duro...tienes que estar siempre al 100% con tus alumnos...estás siempre de cara al público...a un público que te está juzgando cada movimiento y cosa que dices o haces...tienes que tener preparadas todas las clases, preparar exámenes, corregirlos...vamos, que al llegar a casa raro es el día que no tienes que preparar nada en casa para el día o días siguientes...

Y a eso añadir el lidiar con adolescentes todos los días es algo que quema bastante...de repente un día es genial y parece que todo lo haces perfecto y no habla nadie y al día siguiente la clase que has dado no te ha valido para nada y tienen un montón de dudas y los alumnos están super revolucionados...

Para el que esté pensando en sí hacerse profesor o no que sepa que hay días malos...muy malos...sobre todo al principio en los que estás viendo lo que te vale y lo que no con los alumnos y contigo mismo...y también hay días buenos...muy buenos...sobre todo a final del curso donde te agradecen lo que haces por ellos.

Pero bueno, que el que piense que se vive genial, que no hacemos nada pues eso, que se venga para acá y dé unas clases y a "vivir bien".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pablo, seguro que eres un buen profesor porque si tu blog ya trasmite tanto ya me imagino como debes dar tus clases.... Hombre es que teneis muchas vacaciones ¡¡¡ jjaaja tu no nos abandones que nos gusta mucho tu blog
besitos
eva

Pablo dijo...

De momento seguiré con el blog, aunque esté de vacaciones...jeje

Gracias por lo que dices de mis clases, aunque las Matemáticas son algo más frías que todo esto jeje.

¡Besos!

Publicar un comentario