viernes, 22 de julio de 2016

¡¡Me voy de vacaciones!! ¡¡Feliz verano!!

Después de unos días en París y Eurodisney, es hora de decir que ¡¡¡me voy de vacaciones!!!


Si a esto le sumamos una mudanza pues imaginaos el veranito tan intenso que me espera así que el 1 de Septiembre nos volvemos a ver por aquí ;)

¡¡Disfrutad mucho de las vacaciones!!

viernes, 15 de julio de 2016

Frase del fin de semana CLXXIX

"¿Vivimos la vida que queremos vivir o la vida que nos gusta presumir?"

@RaulGomez82

El primer capítulo de mi libro "Las aventuras de un profesor novato"

Aquí os dejo un fragmento del primer capítulo de mi libro "Las aventuras de un profesor novato" donde cuento mi experiencia de mis primeros años como profe donde lo pasé mal sin nadie que me dijera cómo controlar el aula, cómo ganarme al líder de la clase, cómo hacer atractiva mi asignatura, cómo motivar a mis alumnos, etc.

Mi idea ha sido ayudar a los futuros profesores para que tengan unos consejos donde poderse apoyar, algo que me hubiera gustado tener a mí de mano de alguien que ha pasado ya por lo que yo y que me dijera lo que le vino bien y lo que le vino mal, y así no pasarlo tan mal.

https://www.amazon.es/aventuras-profesor-novato-Javier-Esparza-ebook/dp/B01D4Y4ZWW


— ¡¡Ring ring!! ¡¡Ring ring!! ¡¡Ring ring!! ¡¡Ring…!!

­—Ya vale hombre… —murmuro entre sueños apagando la alarma de mi móvil.

Son las 07:00 de la mañana del 15 de Septiembre de 2010. Hoy es mi primer día como profesor. Faltan dos horas para mi primera clase y estoy temblando de miedo. No he dado clase antes, es mi primera vez y hoy empiezo mi primera sustitución. Hace dos días tuve la entrevista y me ofrecieron cubrir una baja de una profesora de Matemáticas que se ha roto la pierna y va a estar unos meses de baja. Ayer me dieron los libros de 3º ESO, 4º ESO y 1º BACH y me dijeron que hoy empiezo dando nada más y nada menos que seis clases. Es la primera vez que doy clase en mi vida y estoy cagao. Soy de esas personas que le gusta tenerlo todo preparado y controlado y no sé qué voy a hacer cuando esté delante de 30 adolescentes mirándome y fijándose en cada cosa que digo, cada gesto que hago, de qué marca es mi ropa y cómo contesto a sus vaciles.

No quiero ir, tengo miedo, me quiero quedar aquí en mi cama sin tener que enfrentarme a nadie… Me dan miedo los chicos, me da miedo qué pensarán, si me equivoco, si se ríen de mí, si me quedo en blanco…

Después de disfrutar un verano fantástico había empezado a echar currículums en todos los colegios concertados y privados de Madrid, ya que la oposición la hice y no me la preparé apenas por lo que no me salió muy bien… Hacía tres días me había llamado una monja de un colegio de Hortaleza para ver si podía ir a hacer una entrevista con ella.

Allí me presenté yo y de entrevista tuvo muy poco la cosa, ya que ella ya daba por hecho que me quería allí y no me preguntó apenas nada. Era una señora de unos 55 años, pelo corto y canoso con aire serio. Me comentó básicamente que me querían allí para hacer una sustitución como profesor de Matemáticas de tres cursos de 3º ESO, tres cursos de 4º ESO y un 1º Bachillerato de dos o tres meses de duración porque la profesora anterior se había roto una pierna e iba a estar de baja un tiempo.

Yo, lógicamente, acepté. Hortaleza no es una zona mala que digamos, me pillaba como a 30 minutos en coche de casa (que para ser Madrid no está nada mal) y al ser concertado no me iban a pagar mal tampoco.

La monja me dijo que fuera al día siguiente al colegio a recoger los libros, horario, cuaderno del profesor y demás, y allí me presenté yo al día siguiente. Ese día en que fui a recoger los libros fue un día antes de empezar las clases, con mi consecuente agobio porque no me iba a dar tiempo a preparar las clases…
El día que fui a recoger mis libros, un compañero me soltó encima de la mesa el libro de 3º ESO, el de 4º ESO  y el de 1º BACH de Matemáticas junto con el cuaderno del profesor  y poco más… me dijo: “Mañana empezamos, mucho ánimo”. 

Claro, yo, que todavía no lo he dicho, soy ingeniero informático, sí, de los frikis que se tiran programando cinco años en la carrera. Me licencié en Ingeniería Informática y, a pesar de que no me convencía mucho, me puse a trabajar en una empresa. Aunque la empresa era de biometría y de detectar a las personas a través del iris del ojo y de las venas de la mano, rollo Misión Imposible, a mí ese trabajo no me gustaba. No me llenaba. No me veía en 10 años trabajando en informática, o al menos no de esa manera. Era un trabajo muy frío, todo el rato delante del ordenador, sin contacto con las personas, no era lo mío. Y, para el que no haya programado nunca, decir que es un trabajo bastante frustrante ya que te puedes estar comiendo la cabeza de porqué el programa que tú has hecho no hace lo que tú quieres que haga porque se te ha olvidado poner un paréntesis en un sitio determinado, o porque no has puesto un punto y coma en otro. Y a lo mejor para encontrar ese fallo te tiras una hora y resulta que simplemente era eso…Y más frustrante es cuando los clientes que te piden cambios en las aplicaciones que les haces no saben el esfuerzo que supone que esta pantallita en vez de este tamaño, tenga este otro, o que en vez de mostrar los usuarios de una forma, los muestre de otra…

En fin, que me lío y no voy al meollo en cuestión. Total que un día de los que estaba trabajando de informático decidí dejarlo y hacerme profesor. Fue una época de mi vida en la que estaba haciendo un Máster de Inteligencia Emocional y esto me hizo ver lo que realmente yo quería hacer en mi vida. No era feliz con mi trabajo de informático y tenía que cambiar si quería trabajar en algo que me llenara cien por cien. Así que hice lo que antes era el CAP y ahora es el Máster de Profesorado en Secundaria y Bachillerato (del que hablaré en otro momento, ya que me pareció una chapuza). Si eres Licenciado y haces este Máster, puedes trabajar de profesor de secundaria y bachillerato… ¡tócate las narices! Pero bueno, así es.

jueves, 14 de julio de 2016

Carta a mí mismo cuando tenía 20 años


Hola. No voy a preguntar cómo estás, porque lo recuerdo. Estás bien, y los años que vienen vas a estar bien. No tengo mucho tiempo (no lo vas a tener, pues) ni mucho espacio. Apenas 2.500 caracteres para decirte algo importante desde el futuro. Así que elijo esto: ¡Viaja más, huevón!

Si te vas a empeñar en algo, empéñate en irte. Cada vez que puedas, y cada vez por más tiempo. Seguí los mismos sueños, haz los mismos planes, emprende los mismos proyectos y repetí los mismos errores si quieres. Pero viaja más.




En los próximos años, te van a distraer ideas, sentimientos y personas. Aférrate al plan, que yo sé lo que te digo. Invierte en viajar, que es invertir en vivir. Usa lo que te ganes para alejarte de vez en cuando, que no puede haber perspectiva sin distancia. Vete y vuelve, y vuélvete a ir. Créeme que nada te va a dar momentos de mayor felicidad.

Viaja joven, las circunstancias no harán más que complicarse luego. Viaja lejos y viaja cerca. Viaja con tu gente más querida, viaja solo; viaja soltero.

Sólo después viaja en pareja. Nada pone a prueba el amor como viajar juntos, decía Mark Twain, viajero incansable y astuto que encontró el amor, viajando.

Camina, camina, camina. Gástate los pies recorriendo calles nuevas. Piérdete sin miedo. Habla con desconocidos, escucha todas las historias, haz todas las preguntas. Come solo, come en bola, come sin prisa, come en el camino. Come allá lo que nunca vas a comer acá. Lo caro y lo barato, lo verde y lo rojo, lo duro y lo espeso.

Exprime cada día y cada noche. Emborráchate al menos una vez en cada ciudad. Prueba todo aquello que no te mate en ese instante. Haz el ridículo. Enamórate por un par de días. Ama en otro idioma. Habla en lenguas. Toca la gloria.

Viaja con humildad, que es lo que garantiza la capacidad de asombro. Asómbrate de lo épico y de lo simple, de lo extraordinario y de lo mundano. Asómbrate de los olores, de los colores, de la naturaleza y de lo que la gente hace con la naturaleza. Asómbrate del arte, del caos, del futuro y del pasado, de lo exquisito y lo repugnante. Aprende sin soberbia y déjate arrollar una y otra vez por el asombro, que es lo que hidrata al alma y el cerebro. Que “viajar es fatal para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”, escribió Twain en sus crónicas. “Nadie adquiere una visión amplia, saludable y generosa si se queda en una esquina de la Tierra toda su vida”, remataba.

Vas a ver que el mundo se va a hacer más pequeño. El obstáculo entonces será tu voluntad, o la falta de ella. Me habría gustado entenderlo más temprano. Que no te pase.
 

Por cierto: en el título digo “carta” por decir cualquier cosa. En el futuro nadie escribe cartas. Ni siquiera cuando está de viaje.

miércoles, 13 de julio de 2016

¡Muchas gracias maestros!


Después de todo el año trabajado lo único que se puede decir es ¡Muchas gracias maestros!
 
 

martes, 12 de julio de 2016

La importancia de la actitud, por Javier Luxor en "A punto con la 2"


Con algo de magia, Javier Luxor, nos cuenta a través de la Inteligencia Emocional, la importancia de la actitud ante la vida en el programa "A punto con la 2".

lunes, 11 de julio de 2016

El emotivo gesto de un niño portugués con un aficionado francés

Ayer Francia, anfitriona de la Eurocopa 2016, veía como sus sueños se evaporaban al perder contra Portugal por 1-0.



Hay detalles en el fútbol, como en el deporte, que lo hacen maravilloso, y este gesto es uno de ellos.
Un niño portugués, al ver a un aficionado francés desolado por la derrota va a consolarle y darle un abrazo.


The very best of football

jueves, 7 de julio de 2016

Amy Webb: "Cómo hackeé una página de citas por internet"


Tinder, Adpota un tío, Badoo, Meetic, Edarling son nombres de muchas páginas para buscar pareja por internet. Amy Webb estaba cansada de no encontrar pareja a su edad y se metió en este tipo de páginas sin mucho éxito.

Así que decidió hacer un estudio minucioso sobre los datos que ella consideraba importantes sobre su futura pareja y luego se creó 10 perfiles falsos de estos hombres que a ella le gustarían como marido.

Para observar el tipo de mujeres que querían tener cita con estos 10 hombres falsos que había creado, ya que estas chicas eran su competencia y tenía que ver cómo darse más valor.


Después de todo esto consiguió una serie de datos con los que, sin cambiar sus datos, darse más valor y hacer un perfil más atractivo para los hombres que ella quería.

Al final acabó casándose y teniendo una niña con un hombre 10.