martes, 3 de mayo de 2011

El ganador y el perdedor


El ganador toma una firme decisión de triunfar.
El perdedor ni se lo plantea...

El ganador pone una meta y escribe sus sueños en hormigón, para que nunca se olvide de lo que quiere conseguir.

El perdedor dice que soñar es de niños y de ilusos.

El ganador dice siempre: "Lo voy a conseguir".
El perdedor sólo dice: "quizás se pueda hacer".

El ganador encuentra siempre una solución a cualquier problema.
El perdedor siempre tiene un problema para cualquier solución.

El ganador fija un objetivo y lo persigue sin que nada pueda separlo de su camino.
El perdedor siempre encuentra una excusa para tirar la toalla: tiempo, falta de dinero, la situación, el ultimo huracán que pasó a 1.000 kilómetros de donde vive, la uña del dedo meñique que se rompió, el gobierno,... ponle el nombre que quieras, hay miles de excusas...

El ganador se toma el tiempo necesario para hacer que las cosas funcionen y tiene la suficiente paciencia, para perforar un palmo más, para dar la siguiente curva de la carretera, para subir el siguiente peldaño de la escalera.
El perdedor, si algo no funciona en los primeros días, va a otra cosa. Siempre está probando, deja lo que está haciendo y se va de cabeza a lo nuevo que sale: un nuevo software, una nueva oportunidad de negocio, un nuevo...

El ganador sabe que el éxito requiere esfuerzo, dedicación y mucho, mucho entusiasmo.
El perdedor siempre está buscando "la gallina de los huevos de oro", siempre busca como evitar el trabajo y es el primero que se apunta cuando oye: "Gana un millón de dólares, simplemente, haciendo tal o cualquier cosa..."

Y finalmente, quizás lo más importante...

El ganador pone ACCIÓN inmediatamente.
El perdedor se pierde en la "parálisis del análisis", lo cuestiona todo y nunca, pone en marcha nada...

2 comentarios:

sanxtres dijo...

voy a leer solo las frases del ganador y repasarlas cada día, que en época de oposiciones este ejercicio es necesario

Pablo dijo...

Mucho ánimo con ellas!!

Publicar un comentario