martes, 16 de julio de 2013

La explicación más simple de la felicidad

Hay gente que, por desgracia, no trabaja en lo que le gustaría y vive amargada durante todo el año esperando las vacaciones...


Si estás de vacaciones disfruta de ellas al máximo...y cuando digo que las disfrutes no me refiero sólo a pasártelo bien y lo típico, sino a pararte un minuto y ser consciente de ello.

Cuando estés en una terracita, con tu tinto de verano y tu tapita, disfrutando del solecito y la playa y no tengas nada en qué preocuparte párate un minuto y con tus 5 sentidos sé consciente del momento en el qué estás y de lo bien que estás.

Es lo que llaman "Mindfullness" y consiste en eso, en ir repasando los 5 sentidos uno a uno y ser consciente de dónde estás y de lo bien que estás justo en ese momento. Centrarte en el aquí y ahora.

Eso es la felicidad...la tan ansiada felicidad es justo eso. No es nada espiritual ni nada que salga en las películas ni alcanzar el nirvana ni nada por el estilo, la felicidad es pararte un día haciendo algo que te encanta, ser consciente de ello y pensar "¡¡joder qué bien estoy!!".

Eso es nada más y nada menos que la felicidad. Disfrutar de los buenos momentos. Pararte 30-60 segundos a pensar lo bien que estás haciendo algo que te gusta.

Si eres de los afortunados que está de vacaciones esta noche cuando estés en una terracita tomándote una copa o un helado o simplemente tumbado viendo la tele en el sofá, o jugando con tus hijos, o viendo una peli con tu novia, párate unos segundos y toma consciencia de ese momento...de lo bien que estás así...de lo a gusto que estás...

Párate unos segundos y dilo en voz alta "¡¡joder qué bien estoy!!".

Eso es la felicidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy cierto.... estas reflexiones son totalmente necesarias!

Mery bloguera dijo...

Con tu permiso, lo pondré en práctica y recomendaré a todos que lo hagan!!!

El blog que te hará pensar dijo...

Claro Mery bloguera ;)

Publicar un comentario