miércoles, 14 de enero de 2015

En España los colegios comenzaran a impartir Educación Emocional

Los centros de educación pública de Canarias empezarán a impartir la asignatura “Educación Emocional y para la Creatividad” (EMOCREA) en nivel primario a partir del próximo semestre, según informó el gobierno regional.

La idea de este proyecto es articular los aspectos emocionales y creativos con los contenidos curriculares como parte de un proceso que pretende garantizar una educación integral en el alumnado. Asimismo, se busca erradicar las frases tales como “de esto no se habla” o “los hombres no lloran”, así como dejar de reproducir los modelos pedagógicos de los siglos XIX y XX que no están a la par de las necesidades de niños y niñas de hoy.

Fundamentalmente, este modelo propone alcanzar mayores cuotas de bienestar personal y generar un sistema de pensamiento crítico que proporcione herramientas para tomar decisiones adecuadas según su desarrollo psicoevolutivo. Esto se traduce en un aumento de confianza y un mejor aprendizaje. Serán los propios colegios los que elegirán entre esta asignatura o alguna del Área Alternativa a EMOCREA, otra enseñanza novedosa, cuyo objetivo es profundizar en el aprendizaje común e integrador de las distintas enseñanzas de educación primaria.


Estas dos materias son las alternativas definidas por la Conserjería de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno canario dentro de las asignaturas de libre configuración, las cuales formarán parte de la maya curricular académica del curso 2014-2015.

La educación emocional es una innovación educativa que responde a necesidades no cotejadas en los campos académicos tradicionales. El enfoque proviene del concepto de emoción, teorías de la emoción, la neurociencia, la psiconeuroinmunología, la inteligencia emocional, la teoría de las inteligencias múltiples, la educación para la salud, el fluir, entre otras.

La doctora en Psicología, Laura Oros, recomienda que esta estimulación se inicie pronto, dado que los patrones que delinearán el perfil en la adultez comienzan a fijarse en edades tempranas. “Hay muchos maestros que espontáneamente deciden implementar estrategias para reducir los episodios de agresividad que se producen en el aula y para aumentar el interés de los estudiantes”, observa Oros.

Este enfoque está ganando adeptos también en Argentina. En la provincia de San Juan, la comisión de educación de la legislatura local estudia el proyecto elaborado por el docente y psicólogo Lucas Malaisi, con el fin de incorporar la educación emocional a la currícula escolar. “Hasta ahora lo hecho en las escuelas fueron esfuerzos aislados de los que nadie se entera. Se necesita una ley para organizar y unificar los contenidos”, expresa Malaisi.

Una muy buena iniciativa, que ofrece espacio y fuerza a los infantes para expresarse y actuar libremente.


Fuente: El Buen Diario

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada