miércoles, 17 de junio de 2015

15 cosas que no solo sus alumnos deberían hacer este verano

1. Por la mañana, de vez en cuando, camina por la playa totalmente en soledad: fíjate en el reflejo del sol en el agua y piensa en lo que más te guste en la vida, siéntete feliz.

2. Intenta usar todos las palabras nuevas que hayas aprendido este año: cuantas más cosas puedas decir, más cosas podrás imaginar y más cosas podrás pensar. Te sentirás más libre.

3. Lee todo lo que puedas. Pero no porque estés obligado. Lee porque el verano inspira sueños y aventuras y leyendo te sentirás como las golondrinas al vuelo. Lee porque es la mejor forma de rebelión que tienes. (Si queréis alguna lectura sugerida, preguntadme).

4. Evita todas las cosas, situaciones y personas que te influyan negativamente o te hagan sentir vacío: busca situaciones estimulantes y la buena compañía de los amigos que te enriquezcan, te entiendan y te aprecien por lo que eres.

5. Si te sientes triste o asustado, no te preocupes: el verano, como todas las cosas maravillosas, nos agita el alma. Intenta escribir un diario donde describas tus sentimientos (en septiembre, si te apetece, lo leemos juntos).

6. Baila. Que no te vergüenza. En una pista de baile o en tu habitación. El verano es un festival y sería absurdo no formar parte de él.

7. Al menos una vez en tu vida tienes que ver el amanecer. Permanece en silencio y respira. Cierra los ojos, siéntete agradecido.

8. Haz mucho deporte.

9. Si encuentras a una persona que te gusta mucho, díselo con total sinceridad. No importa si lo entiende o no. Si no lo hace, es que él/ella no iba a formar parte de tu destino; de lo contrario, el verano 2015 será la primera vez que caminéis juntos.

10. Recuerda los apuntes de nuestras clases: por cada autor y concepto hazte preguntas y aplícatelas a ti mismo.

11. Sé alegre como el sol e indomable como el mar.

12. No digas palabrotas y sé siempre educado y amable.

13. Si ves películas, hazlo en versión original para mejorar tus habilidades lingüísticas y tu capacidad para soñar. No dejes que la película acabe en los créditos; revívela mientras dure el verano.

14. Sueña en cómo puede y debe ser tu vida. Mientras dure el verano, reúne toda la fuerza necesaria para no renunciar a eso que quieres y haz todo lo posible para perseguir ese sueño.

15. Sé bueno.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que deberías poner la procedencia de este artículo

Publicar un comentario en la entrada