viernes, 20 de mayo de 2016

Videojuegos con realidad virtual para ser Goku o Harrypotter


Cuando era niño Masahiko Inami soñaba con convertirse en un gran mago. Pero sacar conejos de chisteras, asombrar con juegos de cartas o cortar con falsos serruchos a inocentes damiselas no era lo suyo. Había truco. Inami quería ser un mago de verdad. Convertirse en invisible, volar, tener superpoderes. Fue entonces cuando descubrió la ciencia ficción y leyó la famosa frase de Arthur C Clarke "cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia". Inspirado por el autor de "2001: una odisea espacial" Inami decidió convertirse en científico, que es una forma de seguir siendo un niño para siempre.

Ese espíritu infantil está presente en sus investigaciones. Por ello no es extraño que en 2003 uno de sus proyectos apareciera en la lista de "Inventos más cool" que publica la revista Time. La universidad de Tokio lo llamó “tecnología de proyección retro-reflectante”, aunque se entiende mejor en la descripción del prestigioso semanario: “un sistema de camuflaje óptico que hace desaparecer a quien se vista con un material especial”. Los vídeos que circulan en YouTube para demostrar su funcionamiento podría firmarlos, por asombrosos, David Copperfield.

Volverse invisible, con una capa como Harry Potter, no es lo único que Inami tiene en común con el personaje de J. K. Rowling. Mientras que el Comité Olímpico Internacional, después de otorgar la celebración de los Juegos a Tokio para 2020, discutía si habría que incluir o no el golf entre las disciplinas a competición, Inami pensaba en el Quidditch. Y en eso anda todavía, en imaginar deportes para el futuro. En la idea de Inami las escobas que utilizan los estudiantes de la academia Hogwarts son sustituidas por realidad virtual y la pelota es un dron. Pero no se trata de la única posibilidad que baraja el científico japonés, ya que los tradicionales deportes de lucha podrían verse desplazados por realidad aumentada, donde los combatientes se enfrentan a golpes de “kamejamejas” al estilo de Goku en “Bola de dragón”. Inami, cuyas investigaciones siempre han estado centradas en cómo la tecnología puede potenciar las capacidades del cuerpo humano, cree que sus propuestas “democratizan el deporte”. Y, eso seguro, lo hacen más divertido.

0 comentarios:

Publicar un comentario