jueves, 26 de enero de 2017

"El amor es para siempre", el tercer tatuaje de Valentí Sanjuan

Valentí Sanjuan empezó siendo un publicista con su propia agencia, pero ahora sería complicado describir a qué se dedica. Ha realizado varios Ironman, un Ultraman, y muchas carreras extremas en bici, a pie o triatlones. Hace vídeos curiosos y éste me ha gustado en especial en el que habla del amor.


Al cumplir 35 años decidió hacerse un tercer tatuaje con un significado importante para él.
 

Crecí en una familia donde el amor era para siempre.
Mi madre se casó con mi padre, y se quisieron hasta que mi madre murió de cáncer.
Compartieron sueños, e hijos e ilusiones. Fueron compañeros de vida hasta que la muerte les separó, como dice el cura.
Y mi padre aún sigue locamente enamorado del recuerdo de mi madre.
Mis abuelos maternos también.
Hasta el punto que al día siguiente que enterráramos a mi abuelo, a mi abuela le dio un ictus.
Luego vivió, pero según nos decía, ya nada la ataba a este Mundo.
Mis abuelos por parte de padre igual.
Una vida entera peleando juntos.
Así que cuando me hicera mayor, y ahora que he cumplido 35 años creo que puedo decir que ya me he hecho mayor,
pensé que cuando encontrara a la que pensaba que era la mujer de mi vida, sería para siempre.
Llevo 3 tatuajes.
Dos de ellos me los he hecho el día que cumplía años.
Los 3 han sido justo después de perder a la que pensaba que iba a ser la mujer de mi vida.
Dos de ellos han sido por la misma mujer que ya no será.
Estos días no dejo de escuchar a la gente que me consuela diciéndome que la vida son ciclos.
Son etapas. Son momentos pasajeros que se funden entre la multitud. Que se esfuman entre rostros desconocidos.
Y que no hay nada que sea para siempre.
Todo caduca. Todo muere. Todo se acaba.
Yo me niego a pensar que sea así.
Y que algún día encontraré a alguien con quien realmente nos querremos hasta le final.
Y esto no quiere decir que no nos pelearemos.
O que no habrán altibajos.
O que no nos enfadaremos o decepcionaremos en algunos momentos.
Pero significa que seremos un equipo.
Y que cuando uno no llegue a algo, lo hará el otro.
Y que cuando uno necesite ayuda, el otro le rescatará.
Mientrastanto, me tatúo.
Pensando que almenos lo que escribo en mi piel, eso sí que es para siempre.

0 comentarios:

Publicar un comentario