lunes, 16 de enero de 2017

Hoy les he dado una lección a mis alumnos de 1º BACH llevándoles a 4º ESO

Os voy a contar la última que he hecho con mis chicos de 1º BACH.
Resulta que las notas en la primera evaluación han sido bastante flojas y se lo he dicho muchas veces pero parece que siguen igual y no reaccionan. Ellos trabajan como el año pasado, como si estuvieran en la ESO y no entienden que el nivel de exigencia aumenta en bachillerato.

Así que he estado pensando qué hacer que sea algo que les impacte para que reaccionen y cambien el chip. Tiene que ser algo diferente porque las charlas les valen de poco, parece que no hacen mucho caso de las palabras así que se me tenía que ocurrir algo sorprendente.



Total que como 4º ESO está de excursión hoy y el aula está libre he pensado algo...

He llegado a 1º BACH y les quería corregir el examen trimestral para incidir en los fallos más comunes y demás. Pero antes de hacerlo he dicho que cogieran su cuaderno, su estuche y me siguieran...

Han empezado a elucubrar cosas como: "Nos lleva a 2º BACH, ya verás", "¿Nos llevas a la ESO profe?", "Nos va a preguntar cosas del examen delante de otros alumnos...".

Yo iba en silencio riéndome por dentro escuchando todas las cosas que iban diciendo. Finalmente he llegado a la puerta de 4º ESO y les he dicho que pasaran.

"¿Os suena esta clase?" he dicho.

"Ahí tenía yo mi taquilla", "ahí me sentaba yo" han comenzado a decir.

Cuando ya se han sentado les he preguntado por qué creían que les había traído a 4º ESO y después he empezado a hablar yo.

"Os he traído aquí porque todavía muchos de vosotros seguís en esta clase, entre estas cuatro paredes. Muchos de vosotros estáis en bachillerato pero la mente la seguís teniendo en 4º ESO. Trabajáis como hace un año y estáis viendo que eso no vale, no da sus frutos y no estáis al nivel que se os está exigiendo."

Después de hablar un poco con ellos he corregido el examen y hemos hablado de la responsabilidad.

Al final les he dicho que me gustaría que volvieran a Bachillerato siendo conscientes de dónde entraban y a dónde iban, que a partir de hoy cambiaran el chip, se centraran y trabajasen más.

No sé si les hará mucho efecto o no, confío en que sí, pero sólo las caras que han puesto cuando han entrado en su antigua clase de 4º ESO creo que ha valido la pena y se van a acordar de este día por mucho tiempo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada