miércoles, 15 de diciembre de 2010

A los profesores, ¿quien nos enseña a enseñar?

Y esa es mi pregunta y tema de conversación que tuve ayer mismo con un conocido...

Como profesor...¿quien te enseña a enseñar?


Y esto  lo habrán comprobado todos los profesores que estén leyendo esto...y es que nadie te enseña a enseñar. Aquí quiero puntualizar que hablo de mi caso particular de profesor de secundaria. Supongo que como profesores de primaria e infantil sí que darán (creo yo) más pautas sobre cómo enseñar, pedagogía, control de aula, etc.

Y es que de esto es de lo que me quejo, que de la forma que está actualmente el sistema para ser profesor de secundaria no hay nadie que nos enseñe a cómo dar clase de Matemáticas (o de la asignatura que sea) y de todas las dudas que nos surgen cuando estamos delante de 28 adolescentes de 16 años.

¿Cómo controlo a un aula con 28 adolescentes? ¿Cómo les enseño desde qué es un número natural a qué es y para qué sirve una integral?

El problema es que puedes saber muchas Matemáticas pero puedes no tener ni idea de cómo enseñar, cómo transmitir estos conceptos a los demás de una forma clara y ordenada y a la vez, que lo entiendan sin generar dudas.

Aquí tengo que aludir al antiguo CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica), ahora llamado Máster en Profesorado de Secundaria y Bachillerato que es el que cursé yo.

Yo no hice el CAP, aunque conozco gente que me ha contadocomo era más o menos, y tengo que decir que no difiere mucho actualmente del Máster que ahora se imparte. Al hacer las cosas deprisa y corriendo lo que realizaron fue un Máster "chapucero" en el que éramos 100 alumnos por clase cuando nos exigían "plan Bolonia" de hacer trabajos, debates entre nosotros y enseñanza muy cercana, pues esto con 100 alumnos en un salón de actos (sí, dábamos las clases en el salón de actos porque no había un aula para meter a 100 personas) hacía que no cumpliera con nuestras expectativas.

Qué decir que teníamos que pagar alrededor de 1600€ si no recuerdo mal por el Máster.

Resumiendo, que no me quiero enrrollar mucho con la crítica al Máster, al final no nos dieron realmente casi pautas de cómo enseñar las Matemáticas. Nos dieron algún ejercicio, algún juego matemático, teoría de las Matemáticas, pero no nos dijeron cómo debíamos enseñarla.

Tampoco nos dieron, cosa que me parece fundamental, clases de control del aula: cómo manejar conflictos en clase, qué hacer si un alumno me grita en clase, qué hacer si un alumno desobedece al profesor, qué hacer para mantener el orden...y todo este tipo de cosas que al final tienes que sacarte de la chistera y poco a poco vas probando diferentes cosas y vas viendo las que te funcionan y las que no, pero siendo autodidacta y por uno mismo.

Mi humilde consejo por el poco tiempo que llevo en esto, como me dijo un profesor experimentado el primer día que yo llegúe a un instituto es el siguiente: "Cuando estés delante de los alumnos, CREÉTELO, tú eres el profesor, creételo, que sepan que tú eres el que mandas, tú eres la autoridad y si tú te lo crees, ellos lo van a ver."

20 comentarios:

Nicolasa Quidman dijo...

He descubierto tu blog por casualidad, buscando el texto originario de esta frase "Las mujeres conectan entre ellas de manera diferente y se proporcionan (...)". Me he paseado un poco por tu blog, porque me sorprendía (agradablemente) encontrar el texto en el blog de un hombre.

Y entonces he encontrado este post. Y viendo tus inquietudos, te recomiendo muy muy vivamente dos cosas:
1. Abrete un perfil en Twitter. Es fácil, y sobre todo, muy, muy acogedor para docentes con inquietud y ganas de aprender. Si quieres, me buscas (@NicolasaQM) y te presento a otros docentes de todos los niveles educativos y materias.
2. Déjate llevar por tu instinto, creo que te conducirá por buen camino (por lo poco que te he podido leer)

Mucho ánimo, compañero :)

Pablo dijo...

Hola Nicolasa

Qué curioso cómo se puede encontrar mi blog por la red jejeje.

Me alegro que te guste mi blog, te invito a que le eches un vistazo y comentes todo lo que quieras, ¡que para eso está!

Pensaré lo del Twitter, aunque de momento ya tengo demasiadas redes sociales jeje.

Así que eres profesora también...pues déjanos todos los consejos que a ti te valgan que serán muy útiles seguro.

Un abrazo

Nicolasa Quidman dijo...

Tu blog tiene muchas cosas interesantes, y sobre todo, emocionantes.

Twitter es emocionante.

Por si cambias de opinión (o mejor dicho, para cuando cambies de opinión ;)) te dejo este enlace. Es información muy práctica, pero no solo, en un post de un buen twitero, @xarxatic:

http://www.xarxatic.com/introduciendo-a-nuevos-docentes-en-twitter/

Seguimos en la red ;)

Pablo dijo...

Muchas gracias, ¡le echaré un ojo!

BEGO dijo...

Hola Pablo:
Como Nicolasa yo también he encontrado tu blog por casualidad, yo buscaba cosas sobre la escucha. Por lo que he leido hasta ahora me encanta, yo soy maestra de infantil y apasionada de la Inteligencia emocional.
Decirte que a los profes de infantil y de primaria tampoco nos enseñan a enseñar, si tenemos pedagogía (pero era historia de la pedagogía lo que yo di) y psicologia la edad evolutiva de los niños y todo eso, que cuando te enfrentas a 25 enanos de 3 años la mayoría llorando, tampoco te sirve para mucho.
Lo que más sirve: TU INTUICIÓN tus GANAS DE APRENDER más que de enseñar, ser autodidacta, y cursillista como yo digo. Mucha suerte en tu andadura como profesor de secundaria y en tu pasión en la inteligencia emocional.
Me gustaría ser seguidora de tu blog, pero no he visto que lo tengas activado.
Muchos besos
Bego

Pablo dijo...

Hola Bego

Me alegro que te guste :)

Pues entonces si a vosotros tampoco os enseñan didáctica o cómo enseñar creo que deberían cambiar un poco estas cosas en ese sentido. Así además ahorraríamos a mucha gente el hecho de meterse en algo que a lo mejor cree que es todo muy bonito y luego se encuentra con una realidad distinta...

Ya he activado lo de los seguidores que no lo tenía en el blog.

Besos y comenta todo lo que quieras que la gente con experiencia nos tenéis que enseñar mucho a los demás que estamos empezando!!! :)

BEGO dijo...

Gracias a ti Pablo por este blog, ójala las nuevas generaciones de maestros sean como tú inquietos, proactivos y apasionados por la inteligencia emocional y por el cambio en el sistema educativo. Hay mucho que hacer, pero muchas ganas por hacerlo.
Besos

Anónimo dijo...

!hola! Me alegra saber que como profesor te preocupa tu forma de saber llevar una clase , de motivar , de educar. Mi hija acaba de empezar la ESO, lo cual supone cambios muy grandes , cambio de colegio, compañeros, profesores que les quieren tratar como adultos que no son , olvidandose de que están allí para aprender. Nunca les digas que no van a llegar a ser nada en la vida o contestaciones como que eso que te lo explique tu padre, confia en sus posibilidades . Los chicos necesitan sentirse motivados, lo que ocurre que a veces como profesores por mucho que sepamos para eso no estamos preparados. !Animo!

Pablo dijo...

Hola "Anónimo", creo que es muy importante eso que dices...no frustrar al alumno y menos en cursos bajos como el inicio de la ESO.

Creo que es fundamental el refuerzo positivo, sobre todo a los que no están acostumbrados a reforzarles positivamente y más delante de toda la clase, algo que aumenta más su autoestima y motivación.

Jamás se me ocurriría decir que no van a llegar a ser nada, al contrario, yo les digo que pueden conseguir todo lo que se propongan...que todos pueden con trabajo.

Y también creo que esto no es incompatible con ponerles los límites y son necesarias las broncas y los enfados con ellos cuando no hacen las cosas bien.

Gracias por comentar :)

La página del cole dijo...

Me gusta lo que planteas. Os invito a leer lapaginadelcole.wordpress.com un espacio para encontrar ideas y herramientas para creacion de contenido educativo

Hugo dijo...

Interesante tus apreciaciones. Sólo que no te preocupes por mantener elcontrol de la clase pues eso no se enseña ningna parte del mundo. La autoridad se construye desde abajo. Con el respeto hacia el alumno, con un sólido conocimiento, siendo objetivo en cuanto sea posible, establecer criterios y cumplirlos, considerar las diferencias entre los chicos, aconsejando cuando sea necesario y saber que la vida no es solamente matemáticas. Saludos.

Pablo dijo...

Muchas gracias Hugo, me gusta mucho todo lo que dices y lo comparto 100%, muy buen consejo :)

mertosu dijo...

Hola Mario, me encanta escuchar tus charlas y leer tus escritos, hoy he leído este: "A los profesores, ¿quien nos enseña a enseñar?" He de decirte que tienes razón aunque te has quedado corto, después de una experiencia de 42 años dando clase a todos los cursos, y 15 años a Ciclos Formativos, he de decirte que lo mejor que captan todos los alumnos, es que les quieres y por eso les ayudas a salir adelante sin trabas, pero hablándoles claro, exigirles y comprenderles junto con una coherencia en tu hacer como profesor, eso es lo que da más autoridad moral ante el alumno, tu propia coherencia y tu amor a ellos, sabiendo que tu enseñas, sí, pero estás aprendiendo continuamente, porque lo que un curso te funciona el siguiente no rula, así que el maestro, el profesor siempre aprende cuando enseña y la mejor autoridad es el amor de entrega y generosidad hacia el alumno, junto con una vida coherente entre lo que piensas, dices y haces.
Es fundamental estar motivado para la enseñanza, porque es un trabajo duro, que sin vocación se hace muy cuesta arriba, y con vocación te ayuda la reflexión del dia a dia y la fuerza interior de queres ser maestro y profesor, en definitiva de educar personas, o mejor dicho sacar de cada persona que tenemos delante, lo mejor de él, para que pueda lanzarse a la vida. Un saludo de Mercedes

El blog que te hará pensar dijo...

Hola Mercedes, no soy Mario jeje pero cuelgo todos sus vídeos en mi blog.

Decirte que estoy muy de acuerdo contigo en muchas cosas, que la coherencia en el profesor es fundamental y eso hace que te ganes el respeto y la autoridad por parte de los alumnos. Exigencia también siempre y amor y preocupación por ellos es fundamental, yo siempre les pregunto qué tal les ha salido el examen sea el que sea.

¡Un saludo y bienvenida! :)

Patricia dijo...

Cierto, nadie te enseña a ser un buen profesor, hay demasiada demagogia de supuestos "expertos" que no han dado clase en su vida a adolescentes. Ese es el problema fundamental de la educación, que los que la dirigen no tienen ni idea.

El blog que te hará pensar dijo...

Exacto...puede ser profesor cualquiera y claro, ni se reconoce ni se valora

Carmen Miguel dijo...

Felicitarte por este blog, he llegado por causalidad, imparto clases y aún teniendo el CAP de antaño, he aprendido y quiere o seguir aprendiendo por el amor que le tengo a la profesión, como dice Eric Fromm el amor tiene unos elementos básicos, comunes a todas las formas del amor. Estos elementos son: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimientos.
Me he leído los comentarios y todos me habéis aportado. Comentaros que comienzo mis clases con Mindfulness durante los primeros tres minutos antes de comenzar, mientras van llegando los estudiantes, hay un antes y un después, el día que hago que se me olvida me lo recuerdan e incluso en el día del examen.
Un libro que leíamos en clase “Martes con mi viejo profesor” de Milch Albom y unos de mis libros de mesilla “Escribir es vivir “de José Luis Sampedro, este libro me permitió poner ejemplos de la vida cotidiana en clase, fue un cambio. A través de él he descubierto a Valentín Fuster.
Una película, que justo hoy recomiendan en el país semanal en artículo El origen de los problemas, “El cambio” de Dyer, quizás ya la hayas comentado en tu blog.
Y un video ¿ Te atreves a soñar?
http://www.youtube.com/watch?v=i07qz_6Mk7g
Seguro que me habré repetido pero este blog no es para engullirlo sino para digerirlo poco a poco. Felicidades por compartir
Compartir conocimiento no es dividirlo, sino multiplicarlo. Pere Estupinya

El blog que te hará pensar dijo...

Muchas gracias Carmen Miguel :)

Gracias por compartir experiencias que te valen a ti, los libros y la peli, no los conocía :)

Eso es lo bueno, decir cada uno lo que nos vale y esas pequeñas cosas que te hacen tener una clase mejor.

Por cierto, ¿¿el Mindfullness en qué curso lo haces?? ¿Podrías contarnos un poco qué haces exactamente esos tres minutos? Seguro que lo podemos usar en clase nosotros también ;)

Carmen M V dijo...

Estoy supercontenta, ya que hace unos días encontré una noticia que me ha venido muy bien para fundamentar la práctica del Mindfulness, ya se está comenzando a practicar en las aulas aunque no es muy común y pienso que aún menos en el contexto universitario dónde imparto clases. A tu pregunta, lo llevo practicando desde hace dos años en los cursos de primero, tercero y cuarto de carrera.

En mi búsqueda por la innovación, estoy subscrita a varias listas de correo de la Universidad dónde trabajo y justo me llego la información a mi correo, lo vi como una oportunidad, el primer Taller no pude apuntarme pero al segundo allí estaba, animada por un compañero que había realizado el primero.

http://nirakara.org/

Ahora también se oferta como curso de verano

http://pendientedemigracion.ucm.es/info/fgu/descargas/escuela_verano/cursos/a08.pdf

A tu segunda pregunta ¿Cómo realizo la práctica?

- El primer día les explico brevemente en qué consiste y si quieren realizar esta práctica y quien no desee no la realice. Al final se acaban animando todos, cuando escuchan los comentarios de los compañeros/as.

- Los estudiantes que llegan con retraso ya saben de la actividad y entran sigilosamente para no interrumpir, e incluso en las próximas clases intentan ser puntuales.

- Apago las luces y queda el espacio con luz natural que llega a través de las ventanas, hay veces que pienso que se pueden quedar dormidos, ya que la práctica puede ser a las nueve de la mañana como a una, a las cinco o las siete de la tarde, dependiendo del grupo, pero el tiempo no da para ello y están en atención plena.

- Cierran los ojos, realizan un movimiento de manos y de piernas para soltar las tensiones que puedan traer del exterior (me he levantado tarde, no he traído lalectura, no llega el autobús…) y luego realizan una inspiración y expiración profunda con los ojos cerrados preferiblemente.

- Comienzo a contar del uno al once y tenemos que estar concentrado en el número y en la inspiración y expiración. Como los pensamientos comienzan a aparecer y cuando sean conscientes, tienen que volver a la atención plena en el número y la respiración, una vez finalizado se dice “estamos en el aquí y ahora” en la asignatura de…

- Al principio no es fácil, ya que los pensamientos aparecen pero con la práctica llegan a tener la atención plena en los once números y la respiración.

- Esta práctica la dirige en cada sesión un estudiante por si algún día quieren llevarla a la práctica en su futuro profesional.

- Seguidamente comenzamos la clase con un silencio, una paz y una armonía centrados en la asignatura y en el aquí y ahora.

La primera clase es la que más tiempo se lleva para introducir la práctica pero las siguientes no más de dos minutos.





Más información

Mindfulness: educando la atención plena

http://encuentro.educared.org/group/mindfulness-educando-la-atencion-plena?joinGroupTarget=http%3A%2F%2Fencuentro.educared.org%2Fforum%2Ftopics%2Fel-entrenamiento-de-la-atencion-plena-mindfulness-en-las-aulas%3FgroupUrl%3Dmindfulness-educando-la-atencion-plena%26commentId%3D6416998%253AComment%253A462620%26xg_source%3Dactivity%26groupId%3D6416998%253AGroup%253A454936



Las escuelas de San Francisco meditan
La práctica de la meditación en el aula combate el estrés y el acoso escolar y mejora los resultados académicos, según expertos

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/05/10/actualidad/1368199730_387543.html

El blog que te hará pensar dijo...

¡¡¡Muchas gracias Carmen!!! :)

Parece una buena técnica, en secundaria no sé qué tal funcionaría pero todo es probar y ver.

Gracias por aportar nuevas cosas que de eso se trata la educación, de probar y compartir las cosas que nos funcionan :)

Publicar un comentario en la entrada