miércoles, 27 de julio de 2011

¿Cómo debe ser un buen profesor?

Y la pregunta, para variar, después del curso, después de la sustitución que he realizado es...¿Cómo debe ser un buen profesor? ¿Lo habré hecho bien? ¿En qué he fallado? ¿En qué he acertado? ¿En qué puedo mejorar?


Ya hablé de esto hace tiempo en algún post de mi blog.

Y las preguntas que me hago son...¿qué habría que hacer para ser un buen profesor? ¿Hay alguna fórmula mágica? ¿Hay algún manual?

Y la experiencia que tengo me dice que hay ciertas cosas que hay que cumplir como ser justo, cumplir lo que dices, preocuparte por los alumnos, etc. pero que lo que uses tiene que ir acorde con tu personalidad. Lo que uses, las herramientas que uses y los consejos que te dan otros profesores y que luego pruebas tú en tus clases tienes que ir viendo cuáles se corresponden con tu forma de ser y te sientes bien usándolos y cuáles no. Porque al fin y al cabo no puedes estar forzando y actuando todo el rato y tienes que ser tú por lo que tienes que encontrar esas cosas que vayan contigo y con cómo eres tú.

El último día de clase pasé a mis alumnos una encuesta para que me evaluaran ellos a mí como profesor. Algunos profesores no comparten esta idea pero yo como profesor sustituto no sé cómo lo estoy haciendo en clase...si hablan mucho conmigo o no...si se portan bien o no...si explico bien o no...por lo que mi única herramienta para saber cómo lo estoy haciendo son los propios alumnos. Está claro que hay que filtrar un poco sus opiniones porque, como adolescentes, algunos van a criticar porque sí pero es verdad que se puede sacar bastante información de lo bueno y lo malo que haces y cómo mejorar en el futuro.

No podemos agradar a todos, eso es así y eso hay que aceptarlo. Habrá algunos que digan que explicas super mal y otros que se enteran super bien. Otros que eres muy serio y otros que bien que seas serio para que no se suban a la chepa. Unos que tienes que ser más blando porque castigas mucho y otros que tienes que ser más duro y castigar más.

Ahora las leo y saco mis conclusiones para mejorar en un futuro porque al fin y al cabo, ellos son los mejores que me conocen cómo doy las clases...sino los únicos.

Mi consejo sería que seas como seas, te preoucpes por ellos...y si ellos ven que te preocupas por ellos, te los ganarás poco a poco.

Hay dos clases de profesores, los que se limitan a dar la clase y ponen las notas y fuera. Y los profesores que van a dar la clase y se preocupan por la educación del alumno, su futuro y su comportamiento...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mmmmm... ok, tu post está muy bien, pero el tema es, cómo me doy cuenta yo mismo de que lo estoy haciendo bien, cómo saber si soy un buen profesor (como el segundo). Porque, por más que uno se preocupe por sus alumnos, en todo sentido, muchas veces uno siente que no hace nada para cambiar su presente y menos su futuro, hay veces que no puedes hacer nada por ellos, porque no están en "su momento"... entonces es en vano preocuparse por ellos. A ver, te preocupas, pero por más que te ocupes, hay veces en que no hay más remedio...

Martín de Argentina.

Anónimo dijo...

para ser más claros, y completo el mensaje anterior: hay veces en que no hay más remedio que aceptar la dura realidad, y asumir que no se puede modificar todo lo que se es capaz de modificar. Ese es el meollo de la cuestión que estoy planteando, entonces, si bien te preocupas y tratas de ocuparte, hay veces en que te das cuenta que no tiene sentido, y es ahí donde te vas corriendo cada vez más hacia el primer profesor que mencionas...

Martín de Argentina.
Disculpa por el doble mensaje consecutivo.

Andres G dijo...

Muy bueno tu aporte pablo, realmente hay que ser demasiado humano estar en los zapatos de nuestros alumnos y enterder sus situaciones de vida para empezar a ser un buen docente. Otro de los puntos fundamentales es creer tanto en lo que estamos haciendo que lo transmitamos anuestros estudiantes, por ejemplo cuando alguien te dice con tanta certeza y emocion algo que se te transmite y lo crees.

Andres G. Colombia

Pablo dijo...

Pues sí Andrés, totalmente cierto, tienes pinta de ser buen profesor jeje.

Publicar un comentario