viernes, 1 de abril de 2016

La carta motivadora y emocionante de un profesor a sus alumnos de Sexto de Primaria del colegio San Gabriel

Me ha llegado esto y lo quería compartir con vosotros porque me parece muy bueno, motivado y emotivo. Éstas son las cosas, pienso yo, que hacen que un chaval se sienta querido y con ganas de aprender.

"Hoy necesito compartir algo espectacular. Ayer era el último día de vacaciones para los niños y mi hijo mayor recibió esta carta por correo postal, el de siempre. Y como él, cada uno de sus compañeros de la clase de sexto de Primaria del Colegio San Gabriel. Posiblemente Iván, el profesor, no ha recibido 20 cursos de liderazgo y motivación, pero demuestra que no hay grandes secretos para ello y que lo importante es querer. Desde que comenzó este curso, Nachete es otro, desea hacer las actividades que les pide Iván y ha descubierto el placer de aprender. La carta que os muestro, es solo un ejemplo más de todo ello."

Ésta fue la carta que un profesor escribió a sus alumnos cuando volvieron de las vacaciones de Semana Santa.


9 comentarios:

Unknown dijo...

Sencillamente maravilloso.

Marcela Basualto dijo...

Buena iniciativa que ejemplo a seguir...

marox79 dijo...

¡Qué majo!

fuentegrande grande dijo...

Muchas veces con pequeñas muestras de afecto conseguimos mucho más que exigiendo. ¡Bonita carta!

fuentegrande grande dijo...

Muchas veces con pequeñas muestras de afecto conseguimos mucho más que exigiendo. ¡Bonita carta!

Leticia Díez dijo...

Felicidades por tu compromiso e iniciativa. Esas personitas que recibieron tu carta no lo olvidarán jamás.
Gracias por compartirlo.

Antonio Galván dijo...

Eso es un profesor!

Gema dijo...

Humano,más corazón y menos datos...

Gema Martínez Hernández dijo...

La clave del éxito está en saber que cada alumno es importante, para que progrese libremente, a su ritmo, pero siempre confiando en cada uno de ellos. De esta forma adquirirán de una forma más sencilla los conocimientos y valores necesarios que queremos transmitirles.
Cada alumno debe sentirse a gusto en la escuela y tener con los docentes una relación estrecha, debe existir la familiaridad y el respeto mutuo. Los profesores deben estar accesibles, disponibles y atentos, para conseguir así el éxito de cada alumno. Son los docentes quienes deben buscar ayudar a los alumnos a aprender, ofreciendo una comunicación activa. Y la motivación es un elemento esencial en este proceso de enseñanza-aprendizaje del que hablamos, con lo único que conseguiremos buenos resultados. Este profesor es un verdadero ejemplo a seguir.

Un saludo, Gema Martínez.

Publicar un comentario