viernes, 24 de enero de 2014

Logan Laplante en TED y la lección de vida de un niño de 13 años sobre educación y su Hackschooling

Logan Laplante es un niño de 13 años que fue sacado del sistema tradicional de educación para ser enseñado en casa, mira su video y aprende, tiene mucho que enseñarte.


Logan es un chico que a los 9 años de edad fue sacado del colegio por sus padres para tener una educación diferente. Contacto con la naturaleza, trabajos para la comunidad junto con Matemáticas, Ciencias, Escritura y demás.

No sé cómo era el día a día de Logan que sería lo interesante ver, pero es claro que hay que darle una vuelta a la educación que tenemos hoy en día.

Me quedo con una frase que dice algo como "si el objetivo de todos es ser feliz, ¿por qué en la escuela no se enseña a ser feliz?".

Sigo pensando que para ello es necesario la asignatura de Inteligencia Emocional en las escuelas. No hay que quitar Matemáticas ni Lengua que son muy importantes, hay que compatibilizarla con éstas. El niño tiene que aprender a ser feliz, y eso se puede. ¿Cómo? Aprendiendo a gestionar sus miedos, gestionar su tristeza y sus bajones, aprendiendo a escuchar a los demás, a mejorar sus relaciones sociales, a expresar críticas, a decir no, a respetarme a mí y a los demás pero eso hoy en día no se enseña per sé. Cada profesor hace lo que puede para enseñar ese tipo de cosas pero no hay una asignatura y un tiempo a la semana que se centre en esto. Y debe haberlo.

Es fundamental, y hasta que no hagamos esto no seremos más felices. El Ministro de Educación o Concejales se tienen que poner las pilas con esto y cambiar las cosas. Se pueden y se deben cambiar las cosas.

¿Qué quieres ser de mayor? FELIZ

3 comentarios:

DARWIN ESPINOZA dijo...

QUE PENSAR, COMO PENSAR
En nuestro hogar y en la escuela, los padres de familia y maestros siempre nos dicen lo que debemos pensar pero jamás en la vida nos enseñan COMO PENSAR.

Saber qué pensar es relativamente muy fácil. Nuestros padres, maestros, tutores, autores de libros, etc. etc. etc. cada uno es un dictador a su modo, cada cual quiere que pensemos en sus dictados, exigencias, teorías, prejuicios, etc.
Los dictadores de la mente abundan como la mala hierba. Existe por doquiera una tendencia perversa a esclavizar la mente ajena, a embotellarla, a obligarla a vivir dentro de determinadas normas, prejuicios, escuelas, etc.
Los millares y millones de DICTADORES de la mente jamás han querido respetar la libertad mental de nadie. Si alguien no piensa como ellos, es calificado de perverso, renegado, ignorante, etc. etc. etc.
Todo el mundo quiere esclavizar a todo el mundo, todo el mundo quiere atropellar la libertad intelectual de los demás. Nadie quiere respetar la libertad del pensamiento ajeno. Cada cual se siente JUICIOSO, SABIO, MARAVILLOSO, y quiere como es natural que los demás sean como él, que lo conviertan en su modelo, que piensen como él.
Se ha abusado demasiado de la mente. Observad los COMERCIANTES, y su propaganda a través del periódico, la radio, la televisión, etc. etc. etc.
La propaganda comercial se hace en forma dictatorial ¡Compre usted jabón tal! ¡Zapatos tal! ¡Tantos pesos! ¡Tantos dólares! ¡Compre ahora mismo! ¡Inmediatamente! ¡no lo deje para mañana! ¡tiene que ser inmediatamente! etc. Sólo falta que digan: "si no obedece usted lo metemos a la cárcel", o: "lo asesinamos".
El padre quiere meterle al hijo sus ideas a la fuerza y el maestro de escuela regaña, castiga y pone bajas calificaciones si el muchacho o la muchacha no aceptan DICTATORIALMENTE las ideas del maestro.
Media humanidad quiere esclavizar la mente ajena de la otra media humanidad. Esa tendencia a esclavizar la mente de los demás resalta a simple vista cuando estudiamos la página negra de la negra historia.
Por doquiera han existido y existen SANGRIENTAS DICTADURAS empeñadas en esclavizar a los pueblos. Sangrientas dictaduras que dictan lo que la gente debe pensar. ¡Desgraciado aquel! que intenta pensar libremente: ese va inevitablemente a los campos de concentración, a la Siberia, a la cárcel, a los trabajos forzados, a la horca, al fusilamiento, al destierro, etc.
Ni los MAESTROS y MAESTRAS, ni los PADRES DE FAMILIA, ni los libros, quieren enseñar el CÓMO PENSAR.

Dr. Samael Aun Weor

El blog que te hará pensar dijo...

Hola Darwin, muy cierto lo que dices que hay que enseñar a los niños a cómo pensar ¿nos puedes dar técnicas para enseñar a hacerlo?

Unknown dijo...

como se podria dar el primer paso.. me da mierdo el hecho de sacarle del colegio y quiza no saber guiarla a mi hija.

Publicar un comentario