miércoles, 18 de noviembre de 2015

8 técnicas para controlar el miedo y la ansiedad

Es importante dedicar tiempo y energía fortaleciendo tus recursos interiores, para así poder sentirte seguro y más competente tratando con dificultades, complicados eventos sociales o personales.

1. Acepta tus sensaciones
Sé consciente de que para procesar eventos de estas magnitudes necesitas tiempo. Incluso si no estás directamente afectado, estar expuesto constantemente a la atención de grandes grupos de personas puede ser traumático. Toma un tiempo para sentirte triste o introspectivo. Son reacciones normales.

2. Restablece tus rutinas habituales
No pases todo el día viendo las noticias. Duerme, haz ejercicio, come sano, actividades placenteras, pasa tiempo con amigos y familia, practica yoga o meditación. Todo esto puede fortalecer tus recursos interiores para afrontar los problemas.

3. Crea un lugar seguro en tu mente
Crea mentalmente un modo o lugar relajante y pacífico en tu mente que te ayude a desestresarte. Centra tu atención en cada sentido. ¿Qué ves, oyes, hueles o sientes en este lugar relajante y pacífico?

4. Encuentra autocompasión
Trata a tus propias sensaciones y a ti mismo con ternura y compasión. No expulses las sensaciones fuera. Más bien crea o encuentra un entorno confortable en cuyo lugar puedas sentirlos. Podría ser con un amigo o familia, tomando un baño o escuchando música tranquilizante. Haz meditación Mindfulness, concéntrate en observar tus respiraciones y libera tus sensaciones.

5. Narra
Escribe un texto narrativo de cómo te viste en esos momentos complicados, detalla cómo estabas, tus pensamientos y sensaciones. Escribirlo te ayuda a organizar tus reacciones y esto hace que tengas las cosas más claras y sean más entendibles para ti.

6. Busca apoyo y conexión con otras personas
Localiza a otras personas que puedan proporcionar apoyo y confort. Si necesitas hablar de tus sentimientos, elige una persona que pueda escuchar y estar contigo mientras luchas contra esa ansiedad. Aléjate de esas personas que minimizan tus problemas y simplemente aconsejan “supéralo”. Los estudios demuestran que el apoyo social es uno de los más importantes factores a la hora de prevenir el desorden post-traumático.

7. Sé positivo
Recuerda que aunque el mundo contiene mucho sufrimiento y crueldad, también posee muchas cosas buenas. Piensa acerca de lo positivo que hay en tu vida y en tu comunidad. Piensa sobre la libertad y las oportunidades que tienes tú y el resto del mundo no puede disfrutar.

8. Ten presentes tus más importantes principios
Piensa en tus más importantes valores personales o espirituales, incluyendo a la familia, la no violencia, la compasión, integridad o el trabajo duro. ¿Cómo refleja tu vida actual todos estos principios? Haz una lista de los más importantes y de cosas concretas que puedas hacer en la próxima semana o mes para hacerlos incluso más importantes en tu vida. Si tienes una familia, aprovecha algo de tiempo para sentarte con ellos y debatir todos estos importantes valores.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada