miércoles, 30 de marzo de 2011

¿Cuál es el origen del fracaso escolar de hoy en día?

Cuanto más me introduzco en el mundo docente más adolescentes conozco y más padres a su vez de reuniones como profesor de Matemáticas y como tutor que tengo que reunirme con los padres de los alumnos.


Y como ya conocemos todos, hay un fracaso escolar demasiado alto para España. A pesar de todos los "regalos" que ha inventado el gobierno y las leyes educativas para que haya más número de graduados como la diversificación, los PCPI, las adaptaciones curriculares, etc. sigue siendo un número muy alto de fracaso escolar el que tenemos.

Y la verdad es que los alumnos NO HACEN NADA. Y esa es la razón, ni más ni menos. Los chicos no trabajan diariamente casi nada y no estudian practicamente nada. Más que razones de sistemas educativos y demás yo me centraría en los alumnos y su trabajo diario...que es nulo en muchos de ellos.

Y la pregunta que deberíamos hacernos es la siguiente ¿cuál es la razón de que los alumnos no hagan nada y sigan sin hacer nada?

Para mi la respuesta es clara en la mayoría de casos: por los padres. Porque los padres les permiten hacer esto, no les inculcan los valores de responsabilidad, esfuerzo y trabajo y ellos acaban haciendo lo que quieren.

Y cuantos más padres conozco más pienso que deberían pedir un carnet para ser padres. Sí, así como lo digo, deberían pasar una serie de tests para ser padres y tener un hijo.

Tener un hijo no es comprarse una bolsa de pipas...

Tener un hijo no es tener un perro que ya requiere de atenciones y cierta educación...

Tener un hijo debería requerir una cierta dedicación, lo primero, porque muchos de ellos no se sienten atendidos y están todas las tardes solos sin tener una referencia que les diga nada.

Y tener un hijo debería requerir cierta estabilidad emocional por parte de los padres. Porque todo el problema que tenemos de fracasos escolares, chicos que no respetan a los mayores, que no respetan a los profesores como autoridad, que no respetan a la policía como autoridad, etc. para mi, la razón exclusiva que hay no es del sistema educativo que hay, es simplemente la educación que le dan los padres a sus hijos.

Los profesores podemos ayudar a esa educación ya que estamos bastante tiempo con ellos al día y muchos de los alumnos nos ven como una referencia y nos hacen bastante caso a lo que les decimos. Pero nosotros podemos hacer un buen trabajo cuando hay una base ya cimentada sobre la que trabajar. Lo que no podemos hacer es magia. Y que unos padres traigan a sus hijos que son unos vándalos y quieran que nosotros les cambiemos el cerebro y todos los valores que se les ha inculcado a lo largo de sus 15 años en un año de curso que vamos a tener (que al final es mucho menos tiempo) es imposible.

Creo que todas estas preguntas de que la juventud que viene ahora no tiene unos valores sólidos y correctos, no tienen el esfuerzo y el trabajo por bandera es simplemente cuestión de los padres y de la educación que les dan.

Por eso deberían hacer unos tests o pedir un carnet a la hora de tener un niño, porque es algo muy serio, es dar la vida a una persona, no es tener un tamagochi que si te cansas lo tiras, es una persona que tienes que educar muchos años de nuestra vida. Y si no estás preparado pues mejor no lo tengas.

Todo decir que esto es una parte de los adolescentes de hoy en día. También hay otro puñado grande de chicos que son un encanto, que son el futuro de nuestra sociedad y que da gusto estar con ellos y darles clase.

2 comentarios:

sanxtres dijo...

si te contara la de niños que pasan la tarde de mano en mano y de actividad en actividad...
Supongo que hayas leido el artículo de leopoldo Abadía sobre este tema: la misma conclusión.
No creo que sea necesario tener un doctorado para tener hijos, sino tener tiempo para ofrecerles: todo el tiempo del mundo!!!

Pablo dijo...

No, no me he leido ese artículo pero debe ser interesante.

Sí, tiempo y preocupación y mucho amor que algunos padres parece que no les preocupan nada sus hijos y luego buscan el afecto en otras personas como los profesores.

Publicar un comentario