lunes, 18 de mayo de 2015

La lavadora gratis

Un hombre de mi pueblo compró una lavadora nueva y, para librarse de la vieja, la dejó enfrente de su casa con un cartel que decía: "Gratis. Si la quiere se la puede llevar". 


La lavadora permaneció allí durante 3 días, sin que la gente que pasaba se dignara mirarla.

El hombre llegó a la conclusión de que la gente no creía en la oferta. Era demasiado buena para ser verdad, por lo tanto cambió el cartel:. "Lavadora usada en venta por 50 €". 

¡Al día siguiente se la habían robado!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada