lunes, 11 de mayo de 2015

Los "erorres tontos" de mis alumnos y ponerles el Madrid - Juventus como técnica de concentración

Ayer les di el examen trimestral de Matemáticas corregido a mis alumnos de 2º BACH y tenían todos fallos tipo 2 · 3x = 4x o sumar fracciones mal, etc. Tienen fallos que no son de concepto sino de cálculo que muchos chicos tienen a lo largo de su paso por las Matemáticas.


Y yo, sinceramente, no sé cómo corregir que no tengan esos fallos. Porque si no entienden un ejercicio se lo puedo explicar hasta que lo entiendan, pero si tienen fallos de cálculo no sé cómo corregirlos a estas alturas de 2º BACH no me puedo a dar la tabla de multiplicar ni suma de fracciones. Al final es un tema de atención y concentración.

Les pregunté a ellos qué podíamos hacer y no me supieraon contestar, que son despistes y fallos de concentración me dijeron...

Os cuento lo que hice:

Nada más entrar en la clase y sin decir nada escribí en la pizarra a la izquierda los errores que habian tenido y a la derecha sus nombres, y como título puse "Une con flechas". Se quedaron desconcertados y ya preguntó uno "¿son nuestros errores?" a lo que empezaron a decir "ése fallo es mío", "ése otro es mío".

Bueno, hasta ahí bien, comentamos los fallos que habían tenido e incidí en los ejercicios que no habían sabido hacer bien.

Luego les dije que había una cosa muy importante en Matemáticas y la iba a escribir en la pizarra. Y puse "tontos". Y me quedé quieto y empezaron a comentar muy sorprendidos de que les estuviera llamando tontos... A continuación, delante de la palabra tontos escribí "errores" y se empezaron a reír.

Les quise hacer ver de una manera algo divertida que tenían muchos errores tontos. No les llamé directamente "tontos", claro está, pero ahí se les quedó.

Y después de pensar mucho en el coche yendo al colegio, se me ocurrió algo que una amiga me había contado que les hacía su profesor para trabajar la concentración.

Les dije a mis alumnos que en vez de hacer 3 ejercicios íbamos a hacer 1 ejercicio 3 veces seguidas. Para que vieran si está bien y lo hicieran de cero cada vez que lo hicieran. Y lo más importante que oyeran lo que oyeran estuvieran concentrados.

Pues me puse a dar golpes con el boli en la mesa "tic, tic, tic, tic...", les puse una canción, les puse el resumen del Madrid-Juventus de la Champions a la vez que les pedía mucha concentración...

Fue divertido porque alguno estaba concentrado, pero otros estaban tapándonse los oídos porque no se concentraban, otros se reían e iban trabajando como a tirones...fue una experiencia diferente que les hizo ver cómo se concentraban y lo que les costaba...

Les dije que lo practicaran en casa. Que se pusieran algo que les interesara...porque si se ponen un programa de política de la radio no va a funcionar porque no les interesa...pero si se ponen un resumen de fútbol o una canción que les guste, seguramente sí.

No sé si funcionó pero estoy convencido que esta clase la recordarán en el futuro...y cuando estén estudiando y de fondo oigan a unos niños jugando en la calle, o la música del cuarto de su hermano esté muy alta, o algo les haga distraerse, se acordarán de mí dando golpecitos en la mesa "tic, tic, tic, tic...".

0 comentarios:

Publicar un comentario