jueves, 22 de marzo de 2012

¿Eres feliz?


Y tú, ¿eres feliz?

Piénsalo, ¿eres realmente feliz?

No no, pero párate 30 segundos a pensarlo de verdad...párate y piénsalo... ¿eres feliz?

Piénsalo...

Si tu respuesta es no, ¿te gustaría serlo?

Si tu respuesta es que sí te gustaría serlo debes cambiar algo.

Si eres feliz o no te gustaría serlo, sigue haciendo lo mismo que haces hasta ahora.

Si sigues haciendo lo que hacías hasta ahora tu vida seguirá igual, si quieres que cambie en algo empieza a hacer las cosas de otra manera. Si no sabes la manera de cambiarla, pide ayuda.

3 comentarios:

Feliun dijo...

Interesante reflexión. Si nos paramos a pensar en algo que no nos gusta, deberíamos plantearnos "y cómo me gustaría que fuera?", y después: "y qué tengo que cambiar para llegar hasta allí?".

Un abrazo!

Pablo dijo...

¡Muy buena aportación Feliun! Por cierto, has retomado tu blog ¿no? ;)

Un abrazo

http://RossSpiritualLifeCoachingSchool dijo...

Está pregunta la hace mucha gente en todas las culturas del Planeta. Para mí la pregunta "correcta" sería '¿Eres la felicidad'?
La respuesta a esta pregunta es ¡SÍ, Soy la Felicidad! Entonces, si tú dices que soy la felicidad, ¿por qué entonces no la siento dentro y furea de mí independientemente de lo qué está pasando en el mundo exterior y en mi mundo interior? La felicidad NO TIENE NADA QUE VER CON lo que está pasando. La felicidad va más allá de lo que está pasando. La felicidad es la cualidad innata del ser humano. Hemos venido aquí a este plano físico para MANIFESTARLA. ¡Déjate de 'rollos' me dirás'¿Por qué hay gente que no son felices? RESPUESTA: Porque se ha olvidado de quiénes son realmente. Lo que hay que hacer para ser o sentirse feliz es "VER" las malas hierbas internas en el "jardín interior" y arráncartelas de raíz y verás que aparece la "flor", la felicidad. Nuestra labor es ver qué es lo nos impide "ver" las flor. La flor SIEMPRE ha estado ahí. Lo que pasa es que no la podemos ver por las hierbas; porque son más altas que la flor. No la podemos ver por los cardos que pinchan nuestra vida. Por eso no se siente la felicidad. Arranca todas las "malas hierbas" y todos los "malos cardos" y gozarás de la flor que siempre te está clamando,'¡Arráncamelas todas las malas hierbas y los malos cardos porque me están axfisiando!' "Remanguemos" para hacer esta labor de arrancar aquello que nos impide "ver", oler" y disfrutar de la fragancia de la flor, la felicidad.

ROSS GALÁN, NLP Spiritual Life Coach

Publicar un comentario en la entrada