domingo, 25 de marzo de 2012

¿Por qué es tan complicado hacer planes cuando nos vamos haciendo mayores?



Y es que qué fácil era cuando tenías 20 años y proponías ir a pasar un fin de semana a la sierra, o de excursión a una casa rural, o un puente ir a la casa de la playa de algún amigo...era muy fácil...todo el mundo estaba súper dispuesto, todo el mundo estaba híper motivado, todos ponían de su parte para que todo saliera genial, iban a pasárselo bien, todo el mundo colaboraba, no había problema de ningún tipo...era todo ideal...

Ahora que somos más mayores es realmente complicado hacer planes y organizar algo con los amigos...la gente no está tan motivada, no les hace tanta ilusión los planes, ponen muchas más pegas, se quejan de más cosas, ponen mucho menos de su parte y sobre todo es impresionantemente complicado encontrar una fecha para coincidir que nos venga bien a todos.

No sé como es tan complicado para encontrar un fin de semana que le venga bien a la gente...ahora todo el mundo tiene multitud de cosas que hacer, miles de compromisos y encontrar un fin de semana que venga bien a todos es practicamente una odisea...

La verdad es que conforme pasa el tiempo es más complicado hacerlo...quizás por eso cuando salen y se organizan los disfrutas más...

Con lo fácil que era antes la cosa...

14 comentarios:

Feliun dijo...

Sencillamente creo que se trata de una etapa más en la vida. La gente comienza a trabajar, a asentarse...e inevitablemente también a acomodarse.

Anónimo dijo...

Pues yo no lo veo tan fácil. Tengo 18 años y mis padres no son capaces de dejarme un fin de semana sólo en casa. No me quiero imaginar cuando les diga que me voy a una casa rural a pasar el fin de semana o cuando les diga que me voy a la playa con mis amigos en verano...

Pablo dijo...

En ocasiones puede que pase eso Feliun, en otras creo que la gente tiene más desgana, porque si a ti te apetece algo encuentras el hueco.

Pablo dijo...

Tranquilo Anónimo, es ley de vida eso...según te vayas haciendo mayor te irán dejando poco a poco más cosas y de ahí que todo el mundo se apunte a todo con ilusión y ganas eso de estar por ahí sin padres...pero paciencia.

Anónimo dijo...

Mis amigas es hecharse novio y ya no quieren hacer nada que no sea con ellos y para todos los planes que les digo tienen excusas malisimas.

Me encanta tu blog Pablo!!!

Geni

Tita dijo...

JAJAJAJAJAJAJA ¡me parto! ¿pero los amigos son solteros, o casados? o peor ¿casados con hijos?

Cuando estás soltera y en casa todo es fácil, el objetivo es llegar al fin de semana con la pareja y amigos, todo junto. A veces te reservabas alguno sólo con tu pareja.

Luego te casas, o te arrejuntas. Y juntas sueldos, y gastos, y multiplicas gastos, claro. Y también familia. Porque antes vivías con tus padres, comías todos los días con ellos. Ahora no, ahora con tu pareja. Y a tu pareja le pasa igual. O sea, que multiplicas compromisos familiares, y sigues dividiendo tiempo.

Eso sin factor reproducción aún. Que cuando entra el bebé en la casa, olvidaté. Echar la noche fuera es como hacer mudanza, y sobre todo el primer año y con el primer niño, parece que da más palo dejarselo a alguien.

Y sin contar con el factor pelas, que ya no es lo mismo que vivir con las facturas pagadas en casa de los papás, que en la propia, con hipoteca, letra del coche, guarderías y pañales ¡argggggggggggggggg!!!

¡Sí, sí, sí, yo quiero salir todos los fines de semana con mi marido y mis amigossssssssssssssssssssss como si no hubiera mañana!!!!!!

IñigoST dijo...

Muy de acuerdo con Tita.
Cuando uno va "haciéndose mayor" va acumulando compromisos.
Cuando uno tiene pareja comienza a limitar su "vida social" con sus amigos (dividimos por dos, con una ponderación ... variable).
Cuando uno sale de casa y comienza a vivir en pareja, pasa de tener los fines de semana libres para sus amigos y/o pareja, a tener compromisos con su familia y amigos, la familia y amigos de la pareja, compromisos con amigos del trabajo (seguimos dividiendo por ...) ...
Y cuando uno tiene hijos ... la vida social pasa a ser como un espejismo que aparece de vez en cuando y pelea con el agotamiento de la vida cotidiana ... y cuando uno no tiene ningún compromiso, la opción "No Hacer NADA y Descansar" aparece como "El Plan Perfecto".
Así que, amigos, aprovechad cuando todavía tenéis energía y pocos compromisos que os llenen la agenda de planes forzados.

Por no hablar del trabajo y la economía.

Un saludo.
Un abrazo, Pablo.

B. Caulfield dijo...

¿Sera un tema que pasa por la edad o por un tema de preocupaciones? O más que nada en que dentro de la ecuación "salida con amigos" ya hay más variables a considerar (la opinión de la pareja, hijos, hasta cosas materiales), como también influye el cambio de intereses, y nuevas necesidades. A medida que pasa el tiempo cuesta mucho más hacer planes con los amigos, la disposición ya no es la misma y en general todos comenzamos a optar por compartir con un número cada vez más reducido de personas dejando incluso a veces de frecuentar a los amigos por priorizar otras cosas. La mayoría de las veces las barreras las ponemos nosotros mismos. Saludos Pablo, todos los días veo el blog, me encanta.

Pablo dijo...

¡¡Muy buenos los comentarios Tita e IñigoST!! Me han encantado vuestros análisis y aclaraciones.

El caso que yo hablaba era todavía sin arrejuntarse, casarse ni tener hijos jejeje, por eso me extraña más que pase, pero sí es verdad que cada vez hay más compromisos...

Pablo dijo...

B. Caulfield me gusta también tu punto de vista...es cierto que nos volvemos más exquisitos según nos vamos haciendo mayores...al tener menos tiempo libre elegimos mejor con quien pasarlo y muchas veces dejamos de hacer cosas y eso de "tener vida social" que antes hacíamos, ahora ya no es prioritario.

Si todos los días ves mi blog, ¿qué haces que no comentas más? jejeje ;)

Un saludo.

B. Caulfield dijo...

Jajajajaja, ok comentaré más para que veas que estas dentro de mis paginas de inicio en google chrome que más visito.

Saludos

Pablo dijo...

jajajaja Ok ;)

Anónimo dijo...

Si, está claro que todo es paciencia, pero, ¿por qué crees que no me dejan estar un fin de semana sólo?¿No tienen confianza en mi?¿Tienen miedo de algo que pueda pasar? Ellos saben que no soy un chico conflictivo, siempre hago lo que me dicen.

Pablo dijo...

Si tú tuvieras una hermana pequeña a tu cargo y os quedarais los dos solos el fin de semana bajo tu responsabilidad, ¿la dejarías sola a tu hermana en casa y tú te irías de fiesta por ahí?

Publicar un comentario