miércoles, 28 de marzo de 2012

Razones para creer de Coca Cola



Razones para creer de CocaCola...como siempre muchas marcas usan la Inteligencia Emocional y el crear emociones positivas en los usuarios que ven el anuncio para asociar esas emociones a su marca.

Como si cada vez que te tomaras una Coca Cola fueras a sentir esas emociones y esa ternura que te despierta el vídeo...

Lo importante es no dejarse manipular por este tipo de anuncios, aunque hay que reconocer que es muy inspirador.

#razonesparacreer

4 comentarios:

B. Caulfield dijo...

Viniendo de Droga cola no me resulta inspirador el vídeo, si mostraran una realidad donde altos ejecutivos de compañías como estas hacen algo más que ganar dinero por mejorar el mundo sería un buen comienzo (No tengo problemas con que las personas ganen dinero siempre y cuando el producto no sea cuestionable. Razones para creer uno las encuentra creo que en todos los seres humanos, si todos los días trabajáramos en ello sería fabuloso.

Saludos desde una isla al sur del mundo!

Pablo dijo...

¿Y por qué CocaCola te resulta un producto cuestionable B. Caulfield?

¡Saludos!

¿Al Sur del mundo...? Mmmmm, ¿Madagascar?

B. Caulfield dijo...

Estamos claro que no es un producto sano y amigable para la salud, como todas las cosas, en exceso es un problema, si bien es la persona la que debe regular su propio consumo me desagrada la idea que la industria no mejore el producto por un bien general, como lo que sucedió hace poco con el hecho de que encontrarán una sustancia que aumenta el riesgo de cáncer en ratas, ¿dicha sustancia la intentarán eliminar de su producción? o el caso de que no indican la cantidad de azúcar que contiene, esas cosas para mi son cuestionables.

Pero bueno en pro de comentar este fabuloso blog, solo me queda aclarar de que es más al sur del mundo y hacia el oeste.

Saludos desde estos 42º27'48" S, 73º48'29" W

Pablo dijo...

Bueno, yo es que creo que ya hay pocas cosas que no se haya encontrado que nos dan cáncer...no sabía eso que cuentas.

Ya sé desde donde nos escribes jajaja, no sabía que había una isla por allí lejos.

¡Un saludo compatriota!

Publicar un comentario