lunes, 26 de marzo de 2012

Huug Bosse, el hombre que no puede parar de reír



Huug Bosse tuvo que ser operado de su cadera hace dos años, tuvo un problema con la anestesia y desde entonces sufre una curiosa no ha parado de reír. Como se puede ver en el vídeo, el hombre cada vez que habla comienza a partirse de risa sin motivo alguno, aunque el tema sea de lo más serio...

Su mujer, como es normal, está algo desesperada y cuenta su experiencia con él y cómo muchos de sus familiares ya no van a casa porque no aguantan esa situación y no poder hablar nada sin que se parta de risa siempre.

Un efecto curioso que no se sabe a ciencia cierta por qué le ocurre, aunque se piensa que fue un posible problema con la anestesia.

Mirándolo con optimismo, si hubiera que elegir que te pasara algo pues yo elijo que me pase esta "enfermedad" y estar así de feliz siempre.

6 comentarios:

Beléngreece dijo...

Mirándolo desde el lado positivo yo también eligiria esta "enfermedad", pero la verdad es que tiene que ser un poco traumante no expresar tus sentimientos, solo reír y reír... no se, en la vida tiene que haber de todo, momentos de risa y momentos de lagrimas... aunque yo también apuesto porque los momentos de risa sean mas...
Un caso curioso de trastornos de sentimientos creo...
Un beso
Belen.-

Pablo dijo...

Sería buen tema para estudio neuropsicológico...

Besos

Esa niña que vive dentro de mí dijo...

Pfff... parece divertido, sí, pero... ¡debe ser agotador!

Pablo dijo...

Agradablemente agotador...jejeje

cgsutter dijo...

Buenísimo.

Pablo dijo...

Yeah!

Publicar un comentario