miércoles, 5 de enero de 2011

El día que descubrimos que los reyes son los padres.

¡El día exacto de nuestro primer trauma infantil es ese día en que descubrimos que los reyes son los padres...es el día en que perdemos la inocencia!


Y es que a veces me pongo a pensar y me da por escribir lo que me ronda por la cabeza...

Una de las peores experiencias que recuerdo yo es el hecho de cuando te dicen que los reyes son los padres, vamos, más que nada cuando tus padres te dicen que los reyes son ellos...que los regalos los compran ellos...será sobre los 8-9 años que te enteras. Y creo que es un golpe de mini-madurez de la ostia...creo que parece una tontería pero creo que al niño le cambia todo en ese momento y es un trauma para él, de hecho todas las personas se acuerdan de ese momento y de cómo fue y lo que supuso para ellos.

Y es que es el primer trauma de la vida que te pasa en la infancia y creo que cambia la visión de tu vida en ese momento. De repente te enteras que, las personas más importantes en tu vida, las que más quieres, las que más saben, las mejores, de repente te enteras que te han estado engañando durante 8 años...y es que es así, te han estado engañando y mintiendo cuando te dicen que no mientas nunca...de repente cambia el concepto de tus padres totalmente...yo creo que les ves con un aire de...si me han estado engañando 8 años con esto...qué no me estarán engañando en otras muchas cosas...ya les ves de otra manera porque han roto con los valores que tú tenías y te inculcan ellos mismos. Y no sólo te han estado engañando ellos...sino que toda tu familia...y todo el mundo...todo el mundo se ha puesto de acuerdo para engañarte, la televisión, las series, los telediarios con papa noel y los reyes, la cabalgata...me ha estado engañando todo el mundo. Se han puesto de acuerdo todos para engañarme...Hay una conspiración contra mí y el resto de niños del mundo.

Y creo que es a partir de ese momento en el que empiezas a no fiarte de la gente y esa ilusión, inocencia que caracteriza a los niños se pierde y empieza la desconfianza...creo que es el punto clave de la historia de la vida de una persona en la que cambia el chip.

6 comentarios:

Luis dijo...

Ese día... fue uno de los peores de mi vida !!!

Vamos que no me lo quería creer, y tampoco me atrevía a preguntárselo a mis padres ya que me enteré porque me lo dijo un compañero de colegio en la cola del comedor. Menudo mamón! jejeje

Pablo dijo...

Sí, lo típico era que te lo dijera alguien en el colegio... Yo me acuerdo que a la profesora le decían: "Seño, ¿a que los reyes son los padres?"

Y la pobre que no sabía qué decir...

Y Luis, ¿a partir de ese día recuerdas si cambió un poco tu "inocencia" sobre las cosas?

Luis dijo...

Hola Pablo,

Disculpa si no he contestado antes pero me ha sido del todo imposible, ya sabes trabajo, familia, amigos... y esas cosas.

La verdad no se si mi inocencia cambió, de hecho no se muy bien a qué te refieres, ¿te imporataría concretar un poco más?

Pablo dijo...

Claro que no, te concreto Luis.

En el post hablo de que este momento es un pequeño trauma para los niños y que puede ser uno de los momentos puntuales en los que de repente perdemos esa inocencia de creernos a pie juntillas todo lo que nos dicen y empezar a espabilar más.

Porque podemos pensar, joe si me han estado engañando tanto tiempo con esto, a lo mejor me están engañando con otras cosas...

A eso me refiero, a que si recuerdas cambiar un poco tu actitud respecto a estas cosas y a preguntarte un poco más sobre todo lo que creías "cierto".

No sé si me he explicado o te he liado más

Potter dijo...

Pregunta para ti Pablo: ¿Tú que harás con tus hijos? ;)

Pablo dijo...

Pues como me queda bastante para eso no lo he pensado todavía jeje pero no lo tengo claro del todo.

Supongo que seguiré con el "engaño" y cuando empiecen a sospechar o a preguntar cosas les contaré la verdad. Que se enteren por mi y no por otros.

Pero tampoco lo tengo muy claro...

Publicar un comentario