martes, 18 de enero de 2011

Elsa Punset propone un nuevo modelo educativo basado en la gestión emocional

Elsa Punset propone en su primer ensayo, 'Brújula para navegantes emocionales', un nuevo modelo educativo basado en la gestión emocional, 'la gran revolución educativa que se nos viene encima'.



El libro, que combina la faceta 'intelectual' con la 'experiencia emocional' de la autora, recorre las diferentes etapas de maduración del ser humano, guiando al lector para ayudarle a comprenderse a sí mismo y descubrir las fuentes de sus alegrías y frustraciones.

'No puedes pretender que las emociones no existen, porque tiñen toda tu forma de ser y de relacionarte con los demás', ha afirmado a Efe Punset, coordinadora externa del informe sobre Educación Social y Emocional en el Mundo, publicado por la Fundación Marcelino Botín.

En el ensayo, que edita Aguilar, se hace hincapié en la 'precaria' situación en la que se encuentra el ser humano, que vive el desmoronamiento de las estructuras sociales y religiosas, que hasta hace poco le indicaban cuál era su lugar en el mundo, y se enfrenta a una vida cada vez más larga.

'Hasta ahora para la gente vivir era básicamente sobrevivir -declara la autora, hija de Eduardo Punset- y, de repente, se encuentra con un montón de tiempo libre que tiene que ocupar'.

Este tiempo libre acarrea, para Elsa Punset, varios problemas que las personas no saben cómo solucionar. 'Empiezan a pensar que la felicidad no es sólo un balance que uno hace al final de su vida, sino un derecho que tienes que exigir día a día'.

Punset, que estudió Filosofía en Oxford y elude hablar de 'sus datos personales, para alejarse de las etiquetas', se ha mostrado convencida de la necesidad de implantar una nueva educación en la que la competencia emocional tenga mayor peso para afrontar los retos de los próximos años.

'El veinte por ciento de la población tendrá problemas mentales en 2020', ha señalado la autora apoyándose en cifras de la OMS y ha recordado que dentro de unos años 'estas enfermedades serán la segunda causa de baja laboral', por delante del cáncer y las cardiopatías.

A pesar de la 'controversia' que según la ensayista ha rodeado a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, Elsa Punset no cree que una educación en gestión emocional pueda tener tantos detractores.

'La fuerza de la gestión emocional es que no es doctrinaria, no tiene por qué molestar a nadie. Enseñar a un niño a distinguir entre el miedo y la ansiedad, o a escuchar a los demás no es entrar en ningún tema de doctrina', ha declarado.

Punset se ha revelado como gran una optimista respecto a la capacidad de España 'para hacer grandes cambios sociales', donde cree que 'la gestión emocional puede funcionar muy bien'.

'Los cambios culturales son mucho más lentos que los tecnológicos y eso siempre crea una enorme fricción en la sociedad', ha apuntado la autora, pero si 'superamos la burocracia que nos caracteriza y dotamos a este proyecto de ciertos medios, yo creo que sí puede salir adelante'.

2 comentarios:

Potter dijo...

Lo que más me gusta de tu entrada es una frase que dices tú al comienzo: "la gran revolución educativa que se nos viene encima".
Mucho ánimo y seguid con esto que seguro que en poco tiempo se empezará a emplantar, de hecho el SEK si no me equivoco lo ha empezado a hacer en sus colegios.

Pablo dijo...

Eso es, en el SEK ya se ha implantado, sólo es cuestión de tiempo creo yo que la gente empiece a ver que hay que tratar estos temas y los alumnos lo están pidiendo a gritos porque los necesitan.

Gracias Potter ;)

Publicar un comentario