lunes, 20 de febrero de 2012

Silvia Abascal en los Goya vuelve a sonreir



Hace poco la actriz Silvia Abascal sufría un ictus y tenía que ser operada de urgencia.

Después de todo lo que ha tenido que pasar, ayer Silvia fue la primera persona que salió a entregar un premio junto con Miguel Ángel Silvestre y fue el momento más emotivo de la gala de los Goya.

Después de la ovación del público, reaparecía ante las pantallas y emocionada, decía que estaba feliz de estar allí de nuevo, de pie, escuchando su corazón latir y poder mirar a los ojos a la gente y poder decir gracias.

Exactamente dijo una frase que requiere un análisis individual porque tiene mucho peso: "¡Qué alegría estar!"

Grande Silvia, ¡mucho ánimo!

Pelos de punta...

2 comentarios:

mamen dijo...

Yo también me emocioné al verla. Es raro que ese tipo de dolencias (ictus cerebral, derrame cerebral) afecte a personas jóvenes, es más propio de personas mayores de 40/50. Por eso hay que tratar de disfrutar cada momento del presente y "fabricar" endorfinas (hormonas que nos dan sensación de bienestar) pensando en cosas "buenas" que tenemos y que, a veces, no valoramos porque pensamos que es "normal" tenerlas como: salud, familia, etc.

Pablo dijo...

Exacto mamen, no sabemos lo que tienes hasta que lo pierdes, hay que saber disfrutar más de lo que tenemos y no nos damos cuenta.

Publicar un comentario