domingo, 24 de junio de 2012

Ese incómodo momento de subir en el ascensor con alguien

Os voy a confesar algo: me incomoda subir con alguien en el ascensor al que no conozco apenas.


Si es mi vecino del primero al que conozco de pequeño y nos vinimos a vivir hace años aquí pues genial, pero si me encuentro al típico vecino que no conozco apenas y no sé de qué hablar con él me incomoda...

Y es que te metes en el ascensor con tu vecino y siempre existe ese momento incómodo de silencio de varios segundos en el que ninguno de los dos dice nada...no se oye nada...simplemente silencio...un silencio que dura unos segundos y que parecen horas...y es en ese momento cuando se me empieza a pasar por la cabeza si es mejor hablarle y decirle algo o mejor mantenerme callado antes de soltar la típica frase de "pues parece que el tiempo ha mejorado...".

Nunca sé qué es mejor...si hablar de alguna chorrada trivial como el tiempo o quedarme callado y que ese momento incómodo pase lo más rápido posible...

En fin...subiré por las escaleras...je.

4 comentarios:

Alberto Fernández dijo...

Una opción llena de ventajas desde no tener que hablar por hablar para llenar silencios, pero también es un ejerciciio fantástico para definir glúteos xD y ahora que se acerca el verano, eso es algo que las chicas agradecen ;)

Un abrazo.

Pablo dijo...

¿Definir glúteos? No lo pillo...

Susi dijo...

Se refiere a que subir y bajar escaleras, nos viene bien para que nos se nos caiga el culillo, pero seguro que tu practicas ironman y no necesitas, ja, ja. A mí es que me ha pasado que nunca había silencio en el ascensor, porque siempre me encontraba con mi vecino cotilla y me preguntaba por toda mi vida , a él le cundía mucho subir en el ascensor, así que finalmente opte por subir por la escalera, pero fue inútil, lo encontraba en el trastero, ja,ja.

Pablo dijo...

Ahmmm...ok. ¿Ironman yo? jajajaja, qué va...si corro 6 km y me duelen las rodillas jeje, pero bueno poco a poco Susi ;)

Haberle preguntado a él tú sobre su vida...jeje

Publicar un comentario