domingo, 15 de abril de 2012

Días improductivos


Hay días improductivos en la vida que si desaparacieran y no existieran no pasaba absolutamente nada.

Esos días en los que desde que te levantas hasta que te acuestas estás tirado en el sofá, viendo la tele o con el ordenador y el único movimiento que haces para levantarte es cuando quieres ir al baño o a la nevera a comer algo...

Son días que cuando te mueras no se te pasarán por la cabeza...días en los que no has hecho nada de provecho...días que cuando terminan dices..."la de cosas que podría haber hecho en todo este tiempo".

En fin, hoy es uno de ellos y creo que lo único algo productivo ha sido escribir este post...

Ale, me voy a seguir con el día improductivo que ya estoy cansado...

4 comentarios:

Esa niña que vive dentro de mí dijo...

¡Descansar también es "hacer algo"!

Pablo dijo...

Jejejeje bien visto también

B. Caulfield dijo...

Hoy estuve a punto de sucumbir a esos días, pero el deber del orden pudo más. Los días improductivos para mi son necesarios cuando el cansancio es total, tener ganas de hacer absolutamente nada y disfrutar de un día así, me renueva. Aunque parezcan improductivos en el momento son necesarios, de vez en cuando.
Saludos

Pablo dijo...

Creo que me voy a echar una siesta...jajaja

Publicar un comentario