martes, 3 de abril de 2012

Un jugador del Betis dedica su gol a la psicóloga del equipo

Rubén Castro volvió a dedicar su gol a la psicóloga de su equipo, el Betis, Patricia Ramírez. Rubén volvió a realizar una curiosa celebración tras marcar en La Rosaleda. El delantero del Betis hizo el primer gol de su equipo ante el Málaga y se marchó directamente a abrazar a la psicóloga del club.


No es la primera vez que le dedica el tanto a Patricia Ramírez y en anteriores jornadas hemos podido ver esta curiosa forma de celebrar sus goles.

Para que veamos la importancia que tiene tener un psicólogo o una persona que trabaje con las emociones de las personas en cualquier trabajo de grupo, es fundamental siempre. Somos personas y nos basamos en emociones, por lo que es fundamental el trabajarlas y saber gestionarlas bien.

Menos cursos de bases de datos o de economía aplicada si no hemos trabajado las emociones ni las sabemos gestionar bien.

Fuentes: Marca

5 comentarios:

Esa niña que vive dentro de mí dijo...

Totalmente de acuerdo... es un gran ejemplo este artículo.

KrmenBM dijo...

Admirable... aunque también puede ser que la chica le haga tilín ¿no? jejeee

Por cierto, Pablo, ¿sabes lo del congreso de la felicidad de Coca Cola? Suena muy "happy" ¿eh? Si vas, espero tus comentarios. Te dejo el enlace informativo.

http://congreso.institutodelafelicidad.com/

Pablo dijo...

Sí, había oido hablar del congreso de la felicidad, estaba pensando en ir porque los ponentes son bastante buenos aunque no sé bien de qué van a hablar pero son 25€ la entradita...

Por lo de "happy" es lo que no sé de qué manera estará enfocado...en fin, gastarme 25€ me parece demasiado, lo pensaré a ver si me animo.

Gracias por el enlace :)

Alberto dijo...

La educación del futuro está en nuestras manos Pablo, en tus manos. La mayoría de nuestros niños saben historia, literatura, matemáticas, física, química e incluso idiomas pero, cuando una lágrima asoma a su cara no saben que hacer...

¡Ese es el gran cambio de era! De la era del átomo pasamos a la era de la informática y ahora en la era de la información... la que viene será la era de los sentimientos y las emociones :)

Un abrazo profe!

Pablo dijo...

Sin duda alguna Alberto, vamos encaminados a ello y creo que tenemos mucho que aprender de los orientales por ejemplo donde le dan mucha importancia a las emociones.

Si creemos en ese cambio, lo podremos producir :)

¡Un abrazo!

Publicar un comentario